Mikel Agirregabiria Agirre

12 noviembre 2006

Hazlo, de todos modos

Estos mandamientos de Kent M. Keith, que tanto apreciaba Teresa de Calcuta, aunque paradójicos son la guía más lógica que existe.

Las personas son irrazonables, inconsecuentes y egoístas; ámalas de todos modos. Si eres bondadoso, te acusarán de tener oscuros motivos egoístas; haz el bien de todos modos. Si triunfas, te ganarás amigos falsos y enemigos verdaderos; busca el éxito de todos modos. El bien que hagas hoy será olvidado mañana; obra bien de todos modos.

La sinceridad y la franqueza te harán vulnerable; sé ingenuo y honesto de todos modos. Las almas nobles con proyectos gigantes pueden ser atacadas por personas pequeñas de mentes estrechas; piensa en grande de todos modos. La gente que lucha a favor de los oprimidos, es perseguida por los poderosos; ayuda a los necesitados de todos modos.

Lo que tardas años en construir, puede ser destruido en una noche; constrúyelo de todos modos. Quien realmente necesita ayuda, puede malinterpretarte y atacarte si le intentas ayudarle; ayúdale de todos modos. Da al mundo lo mejor que tengas y te golpearán por ello; da al mundo lo mejor que tengas… de todos modos.

Mikel Agirregabiria Agirre
blog.agirregabiria.net

Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2006/detodosmodos.doc

4 Comentarios:

  • Sí, es algo maravilloso por un lado pero incomprensible e imposible por otro. A no ser que tengas una fuerza interior que te lleve a hacerlo. Sólo con una convicción totál de que es lo mejor, se puede llevar a cabo semejante obra de bondad y amor hacia los demás. Es lo que creo yo. Para mí es imposible hacer nada de eso si no es por alguien que de verdad merezca la pena y me haya fortalecido y convencido de que el éxito último está garantizado.

    En concreto, yo como cristiano, sólo puedo hacerlo movido por el Espíritu Santo, que tiene todo el poder necesario para llevar a cabo esa transformación dentro de mí. Sino ¿cómo podría hacerlo? Y supongo que los demás tambien.

    Pero creo que merece mucho la pena. Hay que intentarlo y pedir esas fuerzas, ese don. Yo creo que sólo eso merece la pena. Primero Dios, luego que la fuerza de Dios me abrase y llene de amor hacia todos. Entonces veremos la razón y significado último de esa forma de actuar, de ser tan paradójica a primera vista. El amor es la verdad y tiene la victoria última garantizada.

    El hombre ha de creer, ha de tener esperanza, pues la paz y el amor sólo producen bien. El odio, la fuerza sólo mal.

    Un saludo.

    By Borja García (Zaragoza ), at 9:12 PM  

  • Primero querría apuntar que, en mi opinión, la ingenuidad y la honestidad no te hacen vulnerable sino increíblemente fuerte.

    Segundo, creo que un buen lugar del que sacar fuerzas para seguir, fuerzas para la bondad, el amor, la generosidad, y todo esto, paradójicamente, es el propio egocentrismo, incluso el egoismo que todos tenemos. Porque el ayudar a los demás, el escucharles, el darles lo que necesiten, nos da poder, tanto sobre ellos como sobre nosotros mismos. Y el hecho de saber que no necesitas usar ese poder lo refuerza aún más.

    Puede que sea una mala persona, pero lo veo asi :).

    By elKano, at 10:37 PM  

  • A mi todo eso me parece perfecto y creo que para estar bien con uno/a mismo/a antes debes estar bien con los demás, no me gustan las discusiones, no me gusta crear polémica, no me gusta que la gente se lleve mal, pero hoy en día la gente salta por todo, no aguanta nada, te meten el dedo en la llaga para que saltes y si no peleas incluso te dan la espalda (increible pero cierto) ¿se está volviendo el mundo loco? porque hay tanta sed de venganza? ¿venvanza porqué, contra quien? A veces no entiendo nada.

    Saludos
    Gateta

    By Gateta, at 8:09 PM  

  • Oro puro

    Pon al cerebro en su lugar; Que reconozca lo miserable que es su instinto autoprotector.

    By kzevian, at 11:28 PM  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home