EDICION
Portada
Navarra
Pamplona y Cuenca
Estella y Merindad
Tudela y Ribera
España
Mundo
Economía
Cultura, ocio y soc.
Deporte
Opinión
El Tiempo
Humor
¡Qué Mundo!
Cartelera
Televisión
Ecos de sociedad
Agenda de Servicios
Agenda Cultural
Loterías
Horóscopo
 
CANALES
Osasuna
Internet
Cine
Sanfermines
COMUNIDAD
Chat
Navarra Virtual
Foros de debate
Encuestas
Tú&Compañía
SERVICIOS
Mensajes a móviles
Servicio de Empleo
Información para Empresas
Tienda
Hemeroteca


 
 

ARTÍCULO ORIGINAL
Viernes, 6 de junio de 2003. Núm. 2522

ARTÍCULO ORIGINAL
ARTÍCULO ORIGINAL

CARTAS AL DIRECTOR


Circuito cerrado terrorista

 Creo que el PSOE no debe pactar con IU en ninguna circunstancia porque, con la desquiciada lógica de Aznar, en ese momento todos nos convertiríamos automáticamente en terroristas. Lo explico. Si en algún malhadado caso Rodríguez Zapatero pacta con IU, (que apoya al PNV y EA, los cuales dan "oxígeno" a la disuelta Batasuna, que no condena los atentados de ETA, lo que significa que los apoya, y se transmutan en cómplices igualmente terroristas) PNV-EA, IU y el PSOE se convertirían, en cadena, también en terroristas. Incluso el propio PP, que siempre pacta con el PSOE en Euskadi, se transformaría instantáneamente en pérfido terrorista, por apoyar al terrorista PSOE. Sólo queda una solución: que los tribunales impidan los pactos y que gobierne este PP por siempre jamás para evitar la reproducción infinita del terrorismo (tesis de Oreja).

Al PSOE, que no le incomodó la impresentable criminalización que los medios de comunicación y los prebostes del PP hicieron contra los nacionalismos democráticos y contra Izquierda Unida, ahora le toca tragar la misma quina que anteriormente creyó que le beneficiaba. Han comenzado a oír contra ellos (Caldera, Rojo,.) el grito de "asesinos", con el que se regala diariamente a Llamazares, Ibarretxe, Madrazo, Atutxa, y ni siquiera se respeta el cartel de no disparen al pianista (véanse los ataques a ETB).

El pensamiento único y el partido único se extenderán hasta que, entre todos, los paremos. ¿Por qué nadie busca aquí un Nobel de la Paz como John Hume y David Trimble por el camino de la reconciliación, y no del frentismo, con soluciones propias adaptadas a la realidad de España-Euskadi? Recordemos que el premio se lo otorgaron a estos dirigentes moderados y mayoritarios del nacionalismo y el unionismo, y no a las figuras de Gerry Adams y Tony Blair. ¡Zapatero e Ibarretxe, no esperéis a Otegi y Aznar!