transpah10.gif (815 bytes)Ir a Portada
spac1.gif (43 bytes)

Secciones

Portada

Política

Economía

Sociedad

Cultura y espectáculos

Deportes

Huesca
Teruel
Opinión
 
 

 

 

spac1.gif (43 bytes)

Cartas al director

spac1.gif (43 bytes)

14 / 11 / 2003

Cárnicas malsanas

spac1.gif (43 bytes)

Crónicas Marcianas (The Martian Chronicles) fue una célebre obra de Ray Bradbury aparecida en 1950 y reeditada en castellano varias veces en la última década, lo que prueba su valor literario para los amantes del género en el que  Bradbury siempre destacó: la ciencia-ficción. Existe un programa televisivo que adoptó irreverentemente el mismo título, pero que es representativo justamente de la categoría opuesta: la incultura-real. Esa supuesta variedad de ‘talk-show’ nocturno, no representa la visión de un marciano que intenta descubrir y entender lo que pasa en Celtiberia, sino que da pábulo al mantenimiento de la más indigna ordinariez con personajillos repelentes que serían anodinos hazmerreír de taberna, si no se les arropase por el manto de una audiencia televisiva manipulada y desmantelada que se aferra a lo más tirado y trillado: escuchar chismes relativos a majaderos irrelevantes excepto por su propia estupidez.

El director de CM, Javier Sardà, es un periodista de acreditada trayectoria en prensa, televisión y, sobre todo, en radio. Siempre recordaremos al entrañable Sr. Casamajor, su alter ego quien le acompañó durante años en una sorprendente proeza radiofónica. Lamentablemente parece que en su etapa de producción televisiva, descubrió la “piedra filosofal” de la franja nocturna en su ángulo más cutre, soez y chabacano. Cierto que CM no es responsable del bajo nivel cultural de la audiencia que realmente existe, y que Sardá no es un educador a quien paguen para formar ni para informar. Pero cabría esperar del talento y conocimiento del medio de un profesional como Sardá, otro tipo de ‘cocktail’ en una franja de entretenimiento que procurase además de espectáculo, diversión, imaginación e ironía, que siempre se agradecen, un fondo de análisis y crítica social sobre temas menos ramplones y con contertulios menos toscos. Quizá así contribuiría decisivamente a elevar el nivel cultural y de debate entre nuestra ciudadanía.

También cabe esperar de la cadena que mantiene esta programación, y que desgraciadamente se asemeja a otras en su nivel de telebasura, una búsqueda de audiencia frente a la competencia sin acceder a concesiones tan cárnicas y malsanas, donde triunfa el vergonzoso escándalo de eruditos en griteríos. La excelencia de la televisión, que para muchos es su único alimento intelectual, se mide no sólo por la cantidad de audiencia, sino también por su calidad.

spac1.gif (43 bytes)

Enviada por: Mikel Agirregabiria Agirre. Getxo (Bizkaia)

Artículo original (14-11-2003). También publicado en Revista Hasten (14-11-2003), IblNews (14-11-2003), Sr. Director (Noticia del Día 14-11-2003), Vistazo a la Prensa (14-11-2003), Rebelión (15-11-2003), Revista Hasten + Cultura (16-11-2003), Semanal Digital (16-11-2003), Estrella Digital (17-11-2003), Noticias de Salamanca (27-11-2003),...

spac1.gif (43 bytes)

Puede enviar su contribución a esta sección a la siguiente dirección de correo electrónico: cartasaldirector@aragondigital.es

Le recordamos que también puede participar en alguno de los foros de debate abiertos en Aragón Digital

spac1.gif (43 bytes)

Aragón Digital no se responsabiliza ni tiene por qué compartir las opiniones que a título particular quedan expresadas en esta sección

spac1.gif (43 bytes)
spac1.gif (43 bytes)