Euskadi es gratis: Mikel Agirregabiria Agirre (12/6/2003)

Euskadi es gratis

  

Euskadi, según se ha establecido recientemente, no vale nada para algunos políticos españoles. Lo corrijo, sólo vale como moneda de cambio o como talismán para ganar votos en España. Aznar adopta continuamente medidas frentistas que le restan votos a su partido en Euskadi, pero los multiplica en España. Rodríguez Zapatero cede Álava con la misma intencionalidad mezquina, traspasando los votos socialistas al PP “sin nada a cambio”, o lo que podría ser peor por el cambalache de un “gobierno-revoltijo PP-PSOE”. Ambos, sobre todo el primero, alimentaron una maquinaria propagandística totalitaria de “pensamiento único” azuzada por delirantes "tertulistos" y “analistos” pagados, que ahora les devora, sobre todo al segundo.

 

Han abierto la sima de separación entre las mayorías sociales de Euskadi y España sólo para arañarse mutuamente unos votos. Han enconado un inexistente (según ellos) “problema vasco” hasta el punto que ya no encuentran la marcha atrás: El independentismo vasco se lo agradecerá algún día, pero alguna ruta más civilizada de construir conjuntamente el futuro deseado por españoles y vascos, con diálogo mantenido y soluciones negociadas con las instituciones vascas, hubiese sido más satisfactorio para todos los demócratas, de aquí y de allá.

 

El censurado y denostado “Plan Ibarretxe” propone un camino de avance, ni soberanista (jamás una mentira de tal calibre se ha vendido tanto) ni autonomista, que hubiera debido ser debidamente analizado y probablemente enmendado, pero que el PP-PSOE pretende arrasar con los imperantes “vientos de guerra”. IU y otros grupos políticos menores, además de los nacionalistas, serán decisivos en la búsqueda de la racionalidad, que debería comenzar por la recuperación de un poder judicial independiente, mientras seguimos esperando a un Godoy-PSOE liberado de sus propios demonios, y (¿por qué no?) a un PP menos escorado hacia la ultraderecha.

 

La paz llegará, y la iniciativa política para la Convivencia del Lehendakari será rescatada como primer borrador-propuesta de ulteriores acuerdos con la probada y decidida voluntad de la mayoría ciudadana vasca pacífica, y con el apoyo de esa existente minoría (y ¡ojalá creciente!) de demócratas españoles escarnecidos y cabales.

 

 Mikel Agirregabiria Agirre. Getxo (Bizkaia).

(Artículo original) También publicado en Diario de Noticias (23-6-2003),...

 

 srdirector@srdirector.com