Cielo en Euskadi

 Mikel Agirregabiria Agirre. Comentarios o sugerencias para el autor...


Un poco de humor vasco, pero sólo en broma, ¿vale?

Abundan los chistes sobre las diferentes peculiaridades nacionales. Los estereotipos retratan cómo vemos a los demás, o incluso cómo nos consideramos a nosotros mismos. Los vascos somos frecuentemente descritos como rudos, de pocas palabras y fortachones.

 Podríamos añadir de nuestra cosecha más chistes y matices entre los distintos territorios vascos, pero eso sería meterse demasiado en “harina de siete costales” como decía mi abuela. Quizá resulta menos arriesgada la adaptación de historietas clásicas. Dicen que un alemán es una cerveza; dos son un ejército y tres son una guerra. Un francés es un champán; dos son un rendez-vous (una cita) y tres son una orgía. Un inglés es un whisky; dos son un club y tres ingleses son un imperio. Un ruso es un vodka; dos son un partido político y tres son una revolución. Un norteamericano es un Martini; dos son una corporación y tres son una invasión. Un brasilero es un café; dos son un partido de fútbol y tres son un mundial. Un vasco sería un chiquito (vaso de vino); dos son un vasco y una vasca, que diría el Lehendakari,  y tres son un nuevo partido político completo.

 Probemos a transformar en partidos políticos vascos la ingenioso fórmula  de John Elliott: “El cielo sería un policía inglés, un cocinero francés, un ingeniero alemán y un amante italiano organizados por suizos; el infierno sería un cocinero inglés, un ingeniero francés, un policía alemán, un amante suizo y todo organizado por los italianos”.

 El cielo vasco sería una fiesta con el presupuesto del PP, la intendencia del PNV, la intelectualidad de Aralar, el coro de voces múltiples del PSOE, la creatividad en nombres de Batasuna, la ingenuidad de EA y todo descrito por IU; mientras que el infierno sería una festejo con el presupuesto de IU, la intendencia de Aralar, la intelectualidad del PP, el coro de voces múltiples del PSOE (sí, está repetido, porque también es lo peor), la creatividad en ideas de Batasuna, la website del PNV y todo organizado como un congreso de EA.

 Un poco más en serio, el cielo vasco sería una sociedad y un parlamento con todos los partidos legalizados, negociando y pactando acuerdos, mientras toda la ciudadanía convive en paz y libertad, sin amenazas ni persecución para nadie por sus ideas políticas.

Publicado en
EL MUNDO (Décima carta publicada en la edición general, 3-7-2004, versión PDF), EL DIARIO VASCO (6-7-2003, aparición frecuente), Ávila Red (Colaboración antigua y regular, 6-7-2004), Estrella Digital (3-7-2004), InfoNorte Digital (Canarias, antigua y continuada colaboración, 21-6-2004), Gaur Egun (2-7-2004), CyberEuskadi (Columna diaria, 2-7-2004), Kaos en la Red (2-7-2004, editor autorizado), El Debate (IblNews, 2-7-2004, comentarios encadenados), Foro Republicano (Colaboración continuada, 2-7-2004), Sr. Director (Colaboración continua, Vida Urbana, 2-7-2004), Vistazo a la Prensa (2-7-2004), Portal Miami (2-7-2004), Vorem ('Veremos' en valenciano, colaboración continuada 2-7-2004), Foros EITB (Colaboración regular, 2-7-2004), Uribe Kosta Digitala (Colaboración diaria, 2-7-2004), Revista Pangea (Colaborador asiduo, 2-7-2004), Carta-Traca nº 122 (Sección propia en Galicia Información 5-7-2004),...