Indecisos decisivos

 Mikel Agirregabiria Agirre 

El resultado del 14M descansa en los dubitativos

 Si usted no es de los que dan cuerda al reloj para cuatro años aplaudiendo en mítines políticos, ni tiene el voto resuelto, puede considerarse un afortunado. Las consecuencias electorales del próximo 14M están en sus manos, al pertenecer a ese variable porcentaje del 4% que puede inclinar la balanza hacia una repetición del gobierno del PP o hacia un futuro más esperanzador.

 Usted pertenece a esa clase de ciudadanía hacia la que se dirigen todas las campañas electorales. En las recientes elecciones municipales, autonómicas y forales esta colectividad dio la espalda al PP, al mantener vivo el recuerdo de la guerra de Irak o el desastre del Prestige. Ahora tras el barullo de Carod-Rovira, que ha sustituido al fetiche del Plan Ibarretxe, y con la incondicional alianza de medios progubernamentales su vacilación crece porque prensa y televisión le dicen que el PP ganará. No se lo crea, el PP ya perdió el pasado 25 de Mayo de 2003. Gobierna en la Comunidad de Madrid sólo por la trampa de los tránsfugas, en Catalunya su representación es marginal, y en Euskadi sólo intenta bloquear al Gobierno Vasco con los votos de Batasuna, que de ser apartados darían la mayoría absoluta al tripartito de Ibarretxe.

 La duda lleva al examen, y el examen a la verdad. Sólo a usted corresponde resolver su incertidumbre, pero cabe sugerirle algunas ideas para su consideración. Todos los sindicatos, desde CC.OO. y UGT hasta los de implantación autonomista, dicen taxativamente que “no hay ni una sola razón por la que los trabajadores de este país voten al Partido Popular”. Si prefiere recordar vívidamente la gestión del PP sólo cabe recomendarle encarecidamente una visita a www.haymotivo.com, la denuncia de los cineastas donde se recogen 32 testimonios en cortometrajes de 3 minutos. No es género de ficción ninguno de estos cortos: sólo documentales (memorables son los de Aranda, Cuerda, Coixet, Colomo, Cebrián, Chus Gutiérrez, Trueba, Olea, Rivas, Barroso, García León, García Sánchez, Gómez Pereira, Rebolledo y Víctor Manuel). Si elige informarse con detalle de las encuestas, aparte de las más o menos sesgadas publicadas por los periódicos, diríjase a la fuente oficial del CIS (Ministerio de Presidencia), y analice en su última previsión las estimaciones para su provincia: Comprobará hasta qué punto han manipulado burdamente los resultados para favorecer al PP (sólo como muestra en Gipuzkoa el imaginario segundo diputado del PP con PNV 29%, PP 20,5% y PSOE 20,3%, o en Navarra donde ni se preguntó por Nafarroa BAI con un escaño seguro).

 Es verdad que el mundo avanza porque hay quienes ponen en duda los argumentos. Aristóteles decía que “La duda es el principio de la sabiduría” y Borges que “La duda es uno de los nombres de la inteligencia”. Dudar de todo o creerlo todo, son dos soluciones igualmente cómodas, porque ambas dispensan de reflexionar; pero ése no debe ser su caso. En la duda se pueden optar entre dos soluciones que conducen casi siempre a resultados equivalentes: abstenerse o decidirse por uno cualquiera de los dos extremos. Para evitarlo un proverbio jurídico aconseja que “En la duda, lo mejor es el término medio”. Considere terceras opciones si no desea una mayoría absoluta, pero recuerde que la ley electoral de Hont inhabilita los votos hacia los partidos testimoniales o minoritarios en su circunscripción, sobre todo en provincias pequeñas.

 Dicen que la esperanza es pariente de la duda. ¡Indecisos del mundo: Uníos! El resto que tenemos elegida nuestra opción progresista, hemos de confiar en vosotros. ¡Ojalá que acertéis con vuestra papeleta!

  Publicado en Puedo prometer y prometo (Colaboración especial, 9-3-2004), CyberEuskadi (Columna diaria, 9-3-2004), Kaos en la Red (9-3-2004), El Debate (IblNews, 9-3-2003 comentarios), Foro Republicano (9-3-2004), Sr. Director (9-3-2004), Vistazo a la Prensa (9-3-2004), Foros EITB (9-3-2004), Uribe Kosta Digitala (9-3-2004), Estrella Digital (10-3-2004), Carta-Traca nº 61 (Sección propia en Galicia Información 10-3-2004), ...