Mikel Agirregabiria Agirre

13 julio 2004

Sonríe un poco

Para su perro, todo hombre es Napoleón. Y viceversa...