Mikel Agirregabiria Agirre

06 agosto 2006

¡Apaga la televisión!

El televisor fue el invitado de todas las casas, el que más hablaba y el que nunca escuchaba. Poco a poco, sin darse cuenta, la gente acabó pensando y actuando como él.

¡No seas el último en precindir de la TV!