Mikel Agirregabiria Agirre

07 agosto 2006

Leyendo en el jardín

Una casa llena de libros y un jardín lleno de flores.

Con libertad, flores, libros y luna, ¿quién no sería perfectamente feliz? Oscar Wilde.